Agresor de joven libra la cárcel; lesiones, el delito

on .

01-10-08-no-fue-golpeada-gravemente(Nota Original: Lourdes Vázquez / http://www.periodicocorreo.com.mx).- El joven de 18 años de edad que el pasado 12 de septiembre del presente año agredió brutalmente a una joven capitalina de 18 años de edad en las inmediaciones de la Sierra de Santa Rosa, fue vinculado a proceso penal por los delitos de lesiones y abusos eróticos sexuales. 

Sin embargo por no tratarse de delitos graves, no será sujeto a una prisión preventiva como medida cautelar para garantizar la seguridad de la víctima, es decir, no pisará el Cereso de Puentecillas durante el cierre de la investigación de dos meses. 

Y es que ayer, en la audiencia de formulación de imputación en la Sala Tres de oralidad a cargo de la juez de control, Paulina Iraís Medina Manzano, ésta determinó que por tratarse de delitos no graves, el muchacho debía cumplir otro tipo de medidas cautelares, esto pese a la petición de la fiscalía de que el indiciado permaneciera en prisión preventiva y a que el inculpado admitió haber cometido la agresión. 

Cabe señalar que en atención al Nuevo Sistema de Justicia  Penal, se pidió omitir los nombres de la víctima y el probable agresor, aún y cuando ya han sido publicados en anteriores ocasiones en varios medios. 

La audiencia 

A las 09:30 horas inició la audiencia tras los hechos ocurridos el 12 de septiembre pasado, luego de que el inculpado de ocupación taxista, agredió físicamente a la muchacha, después de que ésta se negara a sostener relaciones sexuales con el inculpado. 

La fiscalía notificó los datos de prueba recabados tras la declaración de la agraviada, así como del agresor y testigos y solicitó la imputación por los delitos de lesiones y abusos eróticos sexuales, pese a que primero se había manejado la probable comisión del delito de tentativa de homicidio e intento de violación. 

Durante el desarrollo de la audiencia, se informó que de acuerdo con la declaración hecha por la joven al Ministerio Público, relató que el indiciado y un amigo de nombre Héctor Abraham, pasaron por ella al bar donde trabaja ubicado en la zona centro y al salir, alrededor de las 02:00 de la madrugada ella accedió a ir con ellos a “dar una vuelta” a bordo de un carro Tsuru color guinda, propiedad del inculpado. 

Según diversos datos de prueba, se comprobó que los dos hombres se encontraban alcoholizados pues desde horas antes estuvieron consumiendo bebidas embriagantes; por lo que los tres se dirigieron a la zona de la Panorámica, en las inmediaciones de la clínica del ISSSTE. 

Acto seguido subieron de nueva cuenta al carro y Héctor refiere que ya se quiere ir a su casa por lo que le pide al inculpado que lleve a su casa a la muchacha; en un inicio fingió que la trasladaría a su hogar, pero al llegar a la glorieta de Los Mineros le dijo que quería tener relaciones sexuales con ella y que incluso le pagaría 200 pesos por acceder. 

Ella se negó y esto provocó el enojo del muchacho que la sujetó de un brazo y luego del cuello para intentar inmovilizarla, en un momento ella intentó bajarse del carro y él aceleró hacia la carretera Guanajuato-Dolores Hidalgo y al llegar a la comunidad Ojo de Agua de Calvillo, la golpeó brutalmente y le hizo tocamientos eróticos en el cuerpo. 

Se dijo que derivado de los estudios médicos practicados a la joven, presentó 19 lesiones en varias partes de su cuerpo, de las cuales algunas tardaban en sanar más de quince días, pero que no ponían en riesgo su vida. 

Y de las pruebas psicológicas que le fueron practicadas, la especialista de la Procuraduría General de Justicia (PGJE) determinó que tras la agresión la joven presenta depresión, ansiedad, temor a la pérdida de la vida, estrés postraumático y tendencia suicida, incluso se puntualizó que si no ha podido atentar contra su vida, es porque en su casa no la han dejado sola. 

Además se dijo que el inculpado había mentido en cuanto a su domicilio actual. 

Acepta culpa 

En las primeras tres horas y de acuerdo con la declaración del inculpado, se dijo que admitió haber agredido a la joven e incluso reconoció que la negativa de ésta de sostener relaciones sexuales con él provocó su enojo lo que lo orilló a golpearla. 

Dijo que luego de haberse percatado que la joven había sostenido relaciones sexuales con su amigo, asumió que también lo haría con él. Reconoció que su deseo al principio era “fajarse” es decir, que existieran tocamientos eróticos. Según los estudios médicos practicados al joven, en el momento de los hechos y tras haber sufrido un accidente la misma noche de la agresión, se corroboró que se encontraba bajo una intoxicación etílica. 

El inculpado detalló que provenía de una familia disfuncional y que sus padres estaban divorciados debido a que su padre ejercía violencia física contra su madre. Asimismo aceptó consumir cocaína y bebidas embriagantes de forma ocasional. 

Tras formular la imputación por los delitos de abusos eróticos sexuales y lesiones, se dictó un receso de dos horas, y al reiniciar la audiencia la juez de control indicó que los datos referidos por la parte acusadora eran congruentes con los datos de prueba.

En el debate entre la fiscalía y el abogado defensor Héctor Corona Vieyra, éste señaló que su defendido no ha intentado evadir la justicia y que la actuación de la víctima era una “conducta inmoral”, tras haber iniciado su vida sexual a temprana edad. 

Después de casi dos horas y media de revisión pruebas y pese a la petición de la fiscalía para que se dictara prisión preventiva para garantizar la seguridad de la víctima, la juez consideró que debido a que los delitos no son catalogados como graves aunado a que el probable responsable no ha mostrado alguna conducta que indique que no hará frente al proceso penal, no habría de quedar recluido en el Cereso. 

Agregó que en caso de que la agredida se percatara del mínimo acercamiento del inculpado, podría hacerlo de conocimiento del Ministerio Público o Policía.

En la resolución se dijo que el joven deberá pagar por la reparación del daño 15 mil 630 pesos a cubrir en un mes, 3 mil 470 que corresponden a los gastos médicos y el resto (12 mil 160 pesos) para tratamiento de psicoterapia al que la agraviada habrá de someterse en 8 meses. 


VER NOTA COMPLETA>>

 

 


 

3151181
Hoy
Ayer
Esta Semana
Este Mes
Mes Pasado
Total
2724
813
6598
34720
39591
3151181